miércoles, 27 de abril de 2011

Confused

Volver a empezar otra vez(8), y mañana de nuevo a la rutina, esta vez un poco más extraña que de costumbre, nuevos exámenes, nuevas decepciones, nuevas ilusiones, nuevos sentimientos, nuevos amores etc.. y sin duda alguna más liada que nunca, y bueno voy a dejar una canción que he escuchado hace poco y me ha gustado el ritmillo y la tranquilidad que transmite y que tanto me hace falta.

domingo, 17 de abril de 2011

I´m running and not quite sure where to go

Hoy es domingo, pero no un simple domingo, hoy es un domingo en el cual no tengo miedo a que llegue el lunes :) y por eso mismo dejo una cancioncilla de mi segundo grupo favorito lifehouse:).

miércoles, 13 de abril de 2011

I don´t think with the head..

Como puede ser todo tan duro..cuando ni te oigo..por que ni te puedes imaginar lo feliz que soy con solo oírte 5 minutos cada día..
Por que aún te busco en cada sitio que voy..por que sin duda alguna..sigo queriéndote..y se que no va a haber vuelta atrás..
Tus ojos no dicen lo mismo que tus palabras.. e incluso en tus palabras te contradices..por que tu mirada dicen dos palabras que siempre adoraba escuchar..
Lo peor es que aún recuerdo cuando una vez nos enfadamos en nuestros preciados recreos por una estupidez que ni recuerdo..y cuando me esperaste, al salir de clase.. nos miramos enfadados y sin saberlo me dió la risa y tú te reíste a la par que yo y todo se solucionó con un simple beso mío en tu mejilla..antes todo era tan fácil..

lunes, 4 de abril de 2011

``¿Venderías tu alma al diablo, por la inmortalidad?´´

Esta clásica pregunta corresponde al mito de Fausto, por un momento me la llegué a plantear de verdad y esta fue mi respuesta. No, al principio nos parecería entretenido y divertido, pero conforme pasara el tiempo, tu vida se volvería aburrida y monótona. A eso habría que añadirle el dolor de perder a las personas que quieres, mientras tú sigues vivo. Todo se volvería rutinario y la esencia de la vida es disfrutar cada día como del último se tratase, no como un día más de tu interminable vida. En el caso de ser inmortal, también se desvanecerían todos los miedos y aunque nos cueste creerlo, el miedo es, en cierto modo, lo que nos da vida, incertidumbre. En conclusión, pienso que al igual que en los mortales, el final de la vida es la muerte, para los inmortales, sería la rutina y la ausencia de miedo.
Los inmortales no llegarían a la muerte pero tampoco vivirían la vida.